Momento Espírita
Curitiba, 18 de Dezembro de 2018
busca   
no título  |  no texto   
ícone El cuaderno infinito

¿Has encontrado ya un cuaderno antiguo con tus anotaciones?

Siempre es un hecho curioso, pues nos remite a un determinado momento de nuestra historia, que ha quedado allí grabado.

Lo que estábamos sintiendo, o lo que estábamos aprendiendo o, simplemente, notas importantes en aquel contexto temporal.

Sin embargo, lo más común es que, después de llenar todas las hojas de un cuaderno y que aquellos escritos dejen de interesarnos, simplemente lo descartamos.

En resumen: un cuaderno sólo puede ser utilizado una vez. Como si solo tuviera una vida.

Esto, sin embargo, ya no es verdad, gracias a la tecnología que cada día nos trae nuevas sorpresas.

Una empresa norteamericana creó un cuaderno inteligente. Un cuaderno que no tiene fin.

El rocketbook, como es llamado, utiliza una tinta sensible al calor y es controlado por un aplicativo. Basta ponerlo treinta segundos en el microondas para que las notas se borren del dispositivo.

Pero podemos preguntarnos, ¿de qué sirve? ¿Se pierde todo? No, de ninguna manera. Antes de borrarlas, él las convierte en un documento digital y las almacena en el sistema de la nube en el aplicativo.

¡Genial! El cuaderno vuelve a ser nuevo, en blanco; sin embargo, todas las anotaciones que ha recibido permanecen con él.

*       *      *

Esto es lo que nos pasa a nosotros, Espíritus inmortales, con nuestras diversas encarnaciones.

Cada vez que nacemos, lo hacemos cuaderno en blanco. Tenemos la ocasión de reescribir nuestras historias, de reescribir nuestros caminos, nuevas oportunidades nos son dadas.

Cuanto más hermoso es el contenido escrito en las hojas de nuestro cuaderno, más bello será lo que llevaremos a la nube, al final de la vida.

Nada de lo que vivimos se pierde. Todas las experiencias, los aprendizajes, los recuerdos, los amores, los odios, las dificultades, quedan allí almacenados.

Al volver a una nueva encarnación, el cuaderno estará nuevamente en blanco, pero todo lo que tenemos en la nube nos influenciará siempre y, a veces, nos hará recordar las razones por las que estamos aquí.

Algunas veces tendremos la impresión de que este cuaderno es el primero, especialmente en la infancia, pero, cuando algunas tendencias empiecen a surgir, sin explicación, diferenciándonos significativamente de los demás, percibiremos que ya hicimos y guardamos anotaciones, en muchos cuadernos previos a éste.

*       *      *

Somos infinitos.

Tuvimos un principio que se queda lejos en el tiempo. Hoy, estamos iniciando un despertar que nos elevará hacia un nuevo nivel de consciencia.

Estamos empezando a tener condiciones de saber quiénes somos. Estamos comenzando a tener condiciones de saber dónde debemos llegar y por qué.

Solamente una vida espiritualizada nos lleva en esta dirección. Sólo una vida amorosa nos eleva por encima de los problemas del mundo.

Sumergidos en la materia en que estamos, precisamos aprender a usarla como instrumento y no dejarnos ser dominados por ella.

El materialismo es una invención nuestra, de nuestros vicios. Nunca tuvo que existir. Por lo tanto, ahora que despertamos y entendemos, pensemos y actuemos como seres inteligentes y amorosos que somos.

Inteligencia y amor siempre han estado escritos en la contraportada de nuestro cuaderno infinito, como objetivos mayores de nuestra vida. Somos nosotros los que no siempre tuvimos la curiosidad de mirarla.

 Redacción del Momento Espírita.
En 27.7.2018.

© Copyright - Momento Espírita - 2018 - Todos os direitos reservados - No ar desde 28/03/1998